Seleccione otra asana del menú: 

YOGATERAPIA
SARVANGASANA - "LA MADRE DE LAS POSTURAS"


Esta postura constituye una panacea para la mayoría de las dolencias, en Sánscrito significa "Postura de todas las partes". Es la postura sobre los hombros y según los antiguos sabios "Es la mayor bendición conferida a la humanidad"

En el organismo humano existen diversos órganos endocrinos o glándulas de secreción interna que bañados en sangre absorben de esta los elementos nutritivos y segregan hormonas para el correcto funcionamiento del cuerpo, por ello al realizar SARVANGASANA, actuamos directamente sobre la glándula tiroides y paratiroides situadas en el cuello, estimulando la circulación que se ve aumentada por el bloqueo del mentón sobre el pecho y la sangre renovada fluye sin ningún esfuerzo por la fuerza de la gravedad al estar en posición invertida, generando gran alivio a dolencias como palpitaciones, asma, bronquitis, resfrios, dolores de cabeza, aun en pacientes con epilepsia.
Al comienzo la postura puede dar sensación de ahogo pero mediante la práctica regular desaparecerá.
Repercute sobre los órganos abdominales, mejorando el estreñimiento, la ulcera gástrica o intestinal, trastornos urinarios o desplazamientos uterinos, hemorroides, hernias, prolapsos, trastornos menstruales, sobre todo en la premenopausia donde podemos alargar el periodo hasta dos años. En fin SARVANGASANA es de valiosa ayuda en general y sobre todo a gente que debe reponerse luego de una larga enfermedad. Puede practicarse dos veces al día, mañana y tarde, 5 o 10 minutos según la propia capacidad. La gente con presión alta solo podrá realizar SARVANGASANA luego de realizar HALASANA (Arado). Debido a su efecto calmante sobre los nervios alivia el insomnio, la irritabilidad, la apatía, brindando a la mente equilibrio, paz y alegría.

Prof. LILIANA BARLETTA
CONTACTO
atmanlibros@hotmail.com
Tel: 4941-5796